Transforma tu espalda

En mis años de experiencia trabajando como Entrenadora Personal y Osteopata me he dado cuenta de una realidad…

A menudo las personas sólo nos acordamos de que tenemos un cuerpo cuando duele.

Y cuando duele nos preguntamos: “¡¿Por qué?! ¡Si nunca antes me había dolido!

Hasta que empieza a doler. 

Y la espalda es una de las zonas más recurrentes de dolor. De hecho los estudios dicen que 8 de cada 10 personas sufriremos dolor de espalda en algún momento de nuestra vida.

Las causas de un dolor de espalda pueden ser muchas:

  • Tal vez un traumatismo físico importante es la raíz de tu dolor.
  • O no, simplemente un día lavándote la cara por la mañana te quedaste clavad@.
  • A lo mejor lo que empezó con una leve molestia, con el tiempo, ha ido empeorando y ahora ya no sabes cómo ponerte.

Sea como fuere hay un antes y un después a tu dolor de espalda, y actualmente se ha convertido en una limitación en tu vida.

Te das cuenta de que el dolor de espalda está condicionando tus movimientos, tus planes y tus decisiones del día a día.

Voy a decirte 3 cosas importantes: 

NO ES NORMAL TENER DOLOR. 

NO SON COSAS DE LA EDAD.

SE PUEDE VIVIR SIN DOLOR DE ESPALDA.

El dolor es el lenguaje que utiliza tu cuerpo para decirte que algo no va bien. Y te va a seguir mandando el mensaje hasta que hagas algo para cambiarlo.

Para entender cómo funciona el cuerpo y el dolor (sobretodo el que no tiene un inicio traumático) me gusta explicar la historia de Eva y María (que podrían ser Juan y Pedro, no es cuestión de género):

María y Eva trabajan juntas en una empresa de Marketing. En el mismo equipo.

Su jefa les acaba de encargar un nuevo proyecto. Todas las semanas deben reunirse con ella para darles feedback de cómo van avanzando.

María es muy responsable y perfeccionista, y se encarga de organizar el trabajo que tienen que desarrollar, junto con Eva, para sacar el proyecto adelante.

Es la primera vez que tiene que trabajar mano a mano con Eva.

La primera semana, un día antes de la reunión con su jefa, Eva le dice a María que lo siente muchísimo, ha tenido problemas familiares y no ha tenido tiempo de terminar su parte.

«¿Me puedes ayudar por favor?» Le pide Eva a María.

«Claro, no te preocupes». Responde María.

Se pasó unas horas de la noche, cuando su familia dormía, para terminar la parte que Eva no había podido realizar para poder pasar cuentas con su jefa al día siguiente.

“A tod@s nos puede pasar”. Pensó.

El problema es que no fue una vez. Cada semana a Eva le surgía algún “problema” que no le permitía organizarse para desarrollar su parte, y le tocaba a María hacer ese trabajo de más…

Y semana tras semana María tenía que trabajar casi el doble para sacar el proyecto adelante.

Estarás de acuerdo conmigo en que estas situaciones molestan, generan mal humor, enfado y tensión.

Hasta que un día María estalló. Y fue a hablar con su jefa para explicarle la situación. Eva, por H o por B, cada semana se escaqueaba de hacer toda su parte y ella sufría las consecuencias.

“Los vagos” generan desequilibrio y tensión.

En el cuerpo pasa algo parecido.

Hay zonas que, por diferentes motivos, no hacen todo el trabajo que deberían y esto provoca que otras zonas deban hacer más esfuerzo del que deberían si hubiera un buen equilibrio.

A la larga, las zonas “sobrecargadas”, como María, le dicen al jefe (el Sistema Nervioso) que no pueden más, y entonces aparece el dolor.

El dolor es el lenguaje que utiliza el cuerpo para decirte que “tal zona” ya no puede más. A ver si haces algo para cambiar esta situación.

A veces la falta de flexibilidad de tu cadena posterior es la causa principal. Esto es cuando estando de pie te dicen: “flexiona el tronco hacia delante para ir a tocarte las puntas de los pies” y apenas llegas a las rodillas.

A veces la debilidad de tus glúteos provoca que la musculatura de tu espalda tenga que trabajar más de la cuenta, está muy tensa y se acaba quejando.

A veces el problema viene por falta de flexibilidad de tu cadena anterior, los flexores de cadera, porque pasas demasiadas horas al día sentad@. Puedes saber si este es tu problema cuando no puedes estar tumbad@ boca abajo, en la playa por ejemplo, con los codos apoyados y el tronco un poco levantado, leyendo un libro o mirando al mar.

Y otras veces el dolor de espalda puede venir por un exceso de tensión de la musculatura de las caderas. En estos casos lo puedes comprobar sentándote en el suelo con las piernas cruzadas, como un indio, o como si meditaras, ¿lo puedes hacer?¿O eres incapaz de sentarte en esta posición?

Y otra causa muy habitual hoy en día es la tensión que acumulamos en el diafragma, el principal músculo de la respiración. 

Puede haber otros motivos, pero estas son las causas principales que con los años he ido viendo en la mayoría de mis clientes.

Llevo más de 10 años entrenando de manera personalizada a personas con dolor de espalda y he podido observar cómo, resolviendo estas causas, el dolor de espalda desaparece (Puedes conocerme un poco más aquí.)

Ahora, todo este conocimiento lo he volcado en el programa:

TRANSFORMA TU ESPALDA, ByeBye BackPain.

A través de una progresión de 8 video-clases vas a conseguir: 

  • Transformarás tu cuerpo y recuperarás el equilibrio que ha ido perdiendo con el tiempo.
  • Recuperarás la Fuerza muscular de tu abdomen, glúteos, piernas y espalda.
  • Mejorarás tu Flexibilidad, y te sentirás mucho más liger@ y cómod@ con tu cuerpo. Olvídate de aquella sensación de rigidez al levantarte por las mañanas!
  • Mejorarás tu postura, para que la Fuerza de la Gravedad no pueda contigo.
  • Te sentirás con más energía y vitalidad. El cuerpo es muy agradecido, y cuando lo cuidas bien te recompensa en seguida.
  • Además, porque sabemos que la manera de alimentarte también está relacionada con la inflamación y el dolor, te regalamos cada semana un menú de dieta antiinflamatoria diseñado por nuestra experta en alimentación, Vanessa Tejada, que te ayudará a desinflamar tu organismo. Junto con los ejercicios que transformarán tu cuerpo y tu espalda, este bono de regalo te ayudará a sentirte todavía mejor desde la primera semana, aprovéchalo!
  • Y sobretodo, lo más importante, el dolor irá desapareciendo.

También, además de las 8 clases en Vídeo que tendrás semana a semana, con este curso te llevarás las imágenes de los ejercicios en formato PDF. Esta herramienta te ahorrará tiempo en el futuro, cuando ya hayas practicado los ejercicios regularmente, podrás realizar las clases siguiendo la guía de imágenes sin necesidad de ver el vídeo entero:

Clase 1

Transformar tu cuerpo no es un proceso rápido. El cuerpo tiene sus tiempos de recuperación y regeneración de los tejidos. 

Piensa una cosa: no has llegado a este punto de un día para otro, han sido tus hábitos posturales y de movimiento seguramente de meses e incluso años que te han llevado hasta donde hoy estás.

Pero te aseguro de que te vas a encontrar mejor desde la primera semana.

Hay un requisito importante para conseguir resultados con este programa, y tal vez sea lo que te eche para atrás: TU COMPROMISO Y CONSTANCIA.

Para obtener resultados debes comprometerte contigo mism@ a realizar los ejercicios 3 veces a la semana (sobretodo las 8 primeras semanas).

Esto es lo que más puede costar. Crear este nuevo hábito.

Me doy cuenta de que hoy en día hay muchas personas que fallan aquí. Prefieren hacerse un masaje o ir al fisio u Osteopata a que “los arreglen”.

Y cuidado, con esto no quiero decir que no puedas hacerlo! Me estaría tirando piedras a mi propio tejado (yo también soy Osteopata). Hacerlo también es maravilloso y sienta muy bien.

Lo que quiero decir es que para tener un cuerpo saludable y sin dolor hay que mantenerlo Fuerte y Flexible. Y aquí es donde tú debes comprometerte.

Con este programa, Transforma tu espalda, aprenderás un sistema de entrenamiento sin necesidad de máquinas ni gimnasios, tan solo tu y tu cuerpo, desde la comodidad de tu casa y cuando tu decidas.

El precio del programa es de 67€. Lo que te vale una cena para 2 personas hoy en día. Tan solo los Menús de alimentación antiinflamatoria ya valen más.

Transforma tu espalda por sólo:

67€

Se perfectamente que el precio no va a ser lo que te tire para atrás, prácticamente es un regalo por todo el valor que te llevas si lo consigues aplicar.

Te lo quiero poner fácil porque soy consciente que la mayor dificultad va a ser tu compromiso contigo mism@, tal y como te he comentado más arriba.

Por eso puedes probar la primera clase de manera gratuita, para que pruebes tu compromiso y experimentes el tipo de ejercicios del programa.

Prueba la 1ª clase GRATIS


Dudas y preguntas Freqüentes:

  • Me da miedo hacer mal los ejercicios y no tener a nadie que me corrija:

Es habitual tener esta duda. Por eso los ejercicios son muy sencillos y las explicaciones son muy precisas, para que no tengas ninguna duda en el momento de hacerlos. Prueba la primera clase y verás que podrás hacerlos sin problema.

  • ¿Y si no puedo seguir el ritmo de progresión semanal?

No pasa absolutamente nada. Tu marcas el ritmo. Si ves que en la clase 3 hay varios ejercicios que te cuestan más de la cuenta puedes estar 2 o 3 semanas con esta clase hasta que sientas que puedes pasar a la siguiente. 

  • ¿Y si hay algún ejercicio que no soy capaz de hacer?

Pues de momento ese ejercicio no lo hagas. Seguramente tu cuerpo necesita progresar con otros movimientos para poder hacer ese ejercicio. Lo saltas y vas al siguiente.

  • ¿Y si voy por la clase 4 y me pasa algo que no me permite seguir en las próximas semanas, y pierdo el ritmo?

No hay problema. En cuanto recuperes la regularidad en tu vida prueba de empezar allí donde te quedaste. Si ha pasado mucho tiempo (más de 6 meses) tal vez lo mejor será que vuelvas a empezar desde el principio.

  • ¿Y cuándo termine el curso, qué hago?

La idea es que te lleves un aprendizaje de cómo entrenar el cuerpo regularmente para cuidar tu espalda. No se trata de hacer las 8 video-clases y listo, se trata de mantener este hábito en tu vida a partir de ahora. Una vez terminado, haciendo los ejercicios que mejor te sienten de todo el programa 1 o 2 veces a la semana, te ayudarán a mantenerte fuerte y ágil.

Si tienes alguna otra duda puedes escribirme aquí:


Algunos Testimonios:

El curso de ByeByePain es fantástico. Adaptado para todo tipo de niveles, con diferentes dolencias, edades. Sientes que estás trabajando todo el cuerpo desde un punto super respetuoso, escuchándolo en todo momento.

Además las sesiones presenciales con Claudia han sin maravillosas. Muy recomendable

Melissa Fernandez

Llevo mucho tiempo tratándome con Claudia la espalda! Tiene muy buenas manos y un gran conocimiento del cuerpo!

Y desde antes del verano ademas de las sesiones de masaje, me he apuntado al método Bye Bye Pain, que es fantástico! Semana a semana siento como mi cuerpo va ganando fuerza y flexibilidad… y todo el trabajo se realiza con gran conciencia corporal! Lo recomiendo al 100%

Rocío Ripoll

Hice el curso presencial Bye bye back pain como complemento físico a todo el trabajo multidisciplinar que llevo haciendo de manera más específica desde hace un año para recuperarme de un Burnout en fase 3. Aunque ya tenía integrada la actividad física en mi día a día, sentía que ni ir al gimnasio, ni hacer yoga, acababan de encajar conmigo. Con el método de Claudia que es una mezcla entre pilates, yoga, fisioterapia y osteopatía he sentido cómo trabajaba todo mi cuerpo de una manera amable, aún cuando hay partes que haces esfuerzo intenso. Claudia te acompaña de manera amable y dulce, pero a la vez rigorosa y convencida, de una manera tan gradual, que te vas sumergiendo en la práctica y te vas impregnando de ella sin apenas darte cuenta. Esto es lo que más cuesta cuando no te apetece nada moverte ni hacer ejercicio y ¡ella lo consigue! El complemento del curso online es maravilloso porque es como si estuvieras con ella, sin prisa, pero siempre evolucionando, avanzando, cuidando al cuerpo. Al final del curso de 8 semanas ves como los movimientos que al inicio te salían torpes, nacen naturales, y cómo tu cuerpo es más flexible en general y siente menos dolores y tensiones. Ahora me toca mantenerlo yo sola, pero noto que ha calado en mis raíces. Lo combinaré con mi plan integral y siento que sumará de manera significativa para que finalmente pueda decirle adiós al Burnout y hola a disfrutar más de la vida. !MIL gracias Claudiaaaaaa!!! Graciassss

Mónica Rodriguez.